Un poema de Seamus Heaney

(original aquí)


EL OTRO LADO


            I

Hasta los muslos en juncos y caléndulas
un vecino proyectó su sombra
en el arroyo, asegurando

'Es tan pobre como Lázaro, ese suelo,'
y se esfumó
entre el follaje sacudido:

yací donde sus prados se derramaban
hasta tocar nuestro barbecho,
anidado en musgo y cañas,

mi oreja tragando
su fabuloso, bíblico rechazo,
esa lengua del pueblo escogido.

Cuando se paraba de esa manera
en el otro lado, canoso,
sacudiendo con su bastón

las hierbas pantanosas,
profetizaba sobre nuestros ásperos acres,
luego se giraba

hacia sus prometidos surcos
en la colina, una estela de polen
flotando hasta nuestra ribera, cizañas del año siguiente.


            II

Durante días practicábamos
cada dicho patriarcal:
Lázaro, el Faraón, Salomón

y David y Goliath rodaban
majestuosamente, como cargas de heno
demasiado grandes para nuestros pequeñas sendas,

o flaqueaban en un surco-
'Vuestra parte de la casa, creo,
apenas se rige por el libro.'

Su cerebro era una cocina blanqueada
donde colgaban textos, en orden y barrida
como el cuerpo de la iglesia.


            III

A veces cuando el rosario se dilataba
lúgubre en la cocina
oíamos sus pasos girando el gablete

aunque hasta después de la letanía
no llegaría el golpe a la puerta
ni el silbido casual alcanzaría

el umbral. 'Hace buena noche,'
diría, 'estaba paseando por ahí
y he pensado, ya que estamos llamo.'

Pero ahora estoy detrás de él
en el patio oscuro, en el lamento de las plegarias.
Se mete una mano en un bolsillo

o toca una canción con el bastón
tímidamente, como si fuera partícipe
de hacer el amor o del llanto de un extraño.

¿Debería escabullirme, me pregunto,
o levantarme y tocar su hombro
y hablar sobre el tiempo

o el precio de las semillas?


Is he to be reached? He's not to be reached


ETÉREA




De todas las clases de silencio
el que más se agradece
si hace sol
es el del viento contra las hojas.
El viento,
cuando repetido en las manos de las hojas,
se hace común
al momento presente
y a cualquier siglo ya en ruinas,
como un hilo que ensarta
con esta sensación
tan privada en apariencia
a todos
los que han visto y han buscado
bajo los árboles
una postura contra el ruido.


Magenta

magenta (Del it. magenta, por alus. a la sangre derramada en la batalla de Magenta, 4 junio de 1859, porque este color se puso de moda después de esta).


1. adj. De color rojo oscuro.



UNA VIEJA HISTORIA (1)



'Tortus, inventaré una máscara
que te mantenga despierto
para siempre.

Escucharás mis historias. Sabrás           
cómo el mundo fue creado.
Todos los molestos pormenores.

Si el sueño es distraerse y olvidar,
que esta máscara te pellizque
los tendones en la pura atención.

Que desde la nuca
te recoja la piel cansada
y estire los labios con los que tanto protestas,

que te seccione las orejas
y deje dos agujeros
como dos ojos negros de pez

a cada lado, bien atentos.'


Grito


grito 4. m. Chirrido de los hielos de los mares glaciales al ir a quebrarse por estar sometidos a presiones.


MARGEN



Antes de que el Jordán abandone
esta tierra ven a probarlo conmigo.
Lejos del camino, atrás el hollín
de la servitud, en su margen fresca

donde las piedras murmuran
transparentes hunde las muñecas
hasta no sentirlas, cercenadas,
hasta dejar sólo cristal.

Así, donde prosigue tu vida,
todas las cosas que has tocado
tiemblan, y se levantan pulcras.


Lucero


lucero 1. adj. Dicho de un toro o de un caballo: de pelo oscuro y con una mancha blanca en la frente.

Querubín, 1




Y cuando se cerró la puerta
se despertó el querubín,
insalvable, profundo muro.

Hasta donde le lleguen los brazos a él
no podré tender la mano y tocarte.










Lectura en 'La Bicicleta', Córdoba

Muchas gracias a todos los que hicieron posible la lectura en Córdoba la semana pasada, en especial a los poetas José G. Obrero (que lo organizó todo) y a Curro Bernier (que nos presentó). Fue un placer tanto por la compañía como por el espacio, un bar llamado 'La Bicicleta.'




Foto de Francisco Cobo


El blog de José es Queda la cáscara. Su último libro, más que recomendable, es Un dios enfrente.
El blog de Curro es Área de sol. En 2011 publicó Árboles con tronco pintado de blanco en Pre-Textos.
Y, por supuesto, si estáis en Córdoba, dejaos caer por La Bicicleta.