LOGIA NEGRA




Vendrá otro año
en que otros pies
recorrerán el mármol
del templo siguiendo
un sueño inacabable
de substitución.


TORRE



Los paseos están llenos
ahora de casualidades
que no quieren ser molestadas.

El giro del año se mantiene
en pie como una torre afilada
que divide lo bueno y lo injusto.

En un día cercano, encontrar
un principio no será más.
Llamar cosa a esta situación

sí será del todo preciso.
Después de unos años,
bajo las manos que aspiran

a volverse inocentes
y lavarse de encima la inercia,
la guerra esperará intacta.




PRISMA



Me acuerdo de ti esperando
en el pequeño balcón, y cómo
la parte más blanca de la noche
te hacía pensar en un estado
más claro y distinto de las cosas,
en mañanas livianas y pájaros
altos que buscaban algo al norte.
Y de cómo dejaste de ser
quien eras una y otra vez,
como si fueras una marea,
y luego volviste a ser el otro,
una marea sin hilos,
libre sin el peso de la luna.
Hasta que ya no debías
nada a ti, ni a mí, ni a la noche blanca.



MÍRMEX (1)



Es la vieja historia
termita contra madera.
Resistiré sólo
un número limitado
de intentos de entrar,
unos cuantos émbates
contra la fragilidad.
Tú serás múltiple
de muchas bocas
y tienes siglos libres
para atacar mordiendo
las distintas piezas,
mientras me tienes detenido
en la alfombra, donde
las marcas de mis patas
retienen debajo el color
original de la alfombra.


Un poema de Tomas Tranströmer

(trad. de Roberto Mascaró)


DE MARZO DEL '79

Cansado de todos los que llegan con palabras, palabras, pero no lenguaje,
parto hacia la isla cubierta de nieve.
Lo salvaje no tiene palabras.
¡Las páginas no escritas se ensanchan en todas direcciones!
Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve.
Lenguaje, pero no palabras.



ÓMPHALOS




No. La tierra se extiende grandes trechos
y acaba en el agua, las aguas
prosiguen hasta tocar continentes.
Así educan a caminar a la gente.
No: el círculo del mar
está siempre delante,
en cualquier lugar, y tu casa
se levanta sobre un ombligo
no exactamente en el centro,
inadvertido por las brújulas.


Douce campagna of that thing



                                                                                                Para Andrés


Rodea los muros de la ciudad
como un lobo en la nieve
o es la ciudad quien lo cerca
tratando de entender.

No ha dejado de extenderse
la dulce campaña de sí mismo,
reclutando, acumulando caras
en torno al fuego. Se sabrá

en cualquier minuto.
'Mi corazón está aquí':
tocándose la frente

el poeta se dará todo
eso que las puertas rechazan dar
y por ley es suyo.


Beso


beso 3. m. Golpe que se dan las cosas cuando se tropiezan unas con otras.

LEAR




Las hijas duermen. Sus cabezas en fila
son expuestos dientes de león
que ya superan la muralla.

Despertarlas, inventarse una luz
que las devuelva al lado incauto,
antes que aprendan a soltarse.