PARA BORGES

Antes, unos cascos han repicado
bajo el balcón, líneas nerviosas
de crines cortando las carreteras
a medianoche. ¿Mis antepasados
pasando ligeros de un recuerdo a otro?
¿Los caballos volviendo a sus carros
después de larga fiesta por el barrio?
Vuelvo al silencio, ensombrecido. Noto
que primero acuden las conjeturas,
luego la realidad con sus usuras.
Mejor así. En la oscuridad sin par,
en lugar de guerras o antiguos libros
sobre guerras, he perseguido el brillo
fijo de algo que preferí inventar.


'Cristalizaciones', de Basilio Sánchez

Cristalizaciones
Basilio Sánchez
XX premio de poesía Ciudad de Córdoba 'Ricardo Molina'
Hiperión, 2013 
94 páginas

(reseña publicada en la revista Puentes de crítica literaria y cultural, núm. 1)




Lo que queda del cristal


Se ha dicho que el tema último de todo poema, detrás de la superficie y de la anécdota que quizás lo motivara, es la poesía. Es decir: escribir un poema implica posicionarse ante un estilo y una tradición, tomar unas decisiones y descartar otras, y resolver el pequeño problema de la escritura mediante una poética ad hoc para el texto en cuestión. En Cristalizaciones, Basilio Sánchez reflexiona abiertamente sobre esa condición metaliteraria de los poemas a la vez que busca un lugar seguro en el mundo para la escritura y el lenguaje poético.
    Cristalizaciones es ante todo un libro solemne y, si no pesimista, al menos oscuro. El tono, uniforme durante las tres secciones que lo componen, no deja lugar a dudas: 'sobre los inocentes, / dormimos los culpables: nuestras casas se apilan / como cajas en los aserraderos, / como contenedores en los muelles' ('Cementerio judío de Praga'). En ese sentido, dos son las grandes preocupaciones del libro: la angustia de la condición humana, la angustia de la escritura dentro de la condición humana. Por un lado, es constante un cierto sentido de irrealidad, como en 'Los días laborables': 'Para aquellos que son como nosotros / no se tiene bastante con la vida. / Nunca fue suficiente no estar muerto'; o en 'La llama alta': '¿Y si estuviésemos equivocados / y lo que hemos creído que era Dios / fuese, precisamente, aquello que no es?' La vida es, en este libro, un paisaje nocturno lleno de dudas (aunque con algo de agua árabe al fondo, como en 'Música de cuerda' o 'Zéjel') donde el hombre tantea los significados en busca de un incierto origen. Por otro lado, está la preocupación por la función del lenguaje y de la poesía. 'Los trabajos de Sísifo' es un buen ejemplo de poética: 'cuando escribo / llevo también el peso de los otros, / llevo el peso de las cosas que existen / y de las que no existen.' El poeta es un alquimista capaz de crear 'la ilusión de una puerta' donde hay un muro, es decir: tiene el poder de fingir que tiene poder. Lacónicamente, Sánchez no esconde que 'la escritura interrumpe / la naturalidad de la existencia', pero también le concede la propiedad de hacer que la vida sea más asequible, incluso a través de la vulnerabilidad.
    Queda claro que esta es una poesía de ideas, donde predominan largas palabras abstractas que quizás dejen algún verso cojo, sobre todo leído en voz alta. A pesar de la prosodia, que no es el punto fuerte de este libro, hay muchas imágenes memorables, hechas para quedar: 'El buscador de sombra / reconoce en un árbol su majestuosidad, / pero elige en secreto su pobreza'; o 'No hay nada irreparable, / salvo lo que los muertos se dicen a sí mismos, / resignados y anónimos, debajo de nosotros.'
    Cristalizaciones no es sólo un libro reflexivo: es un libro sobre el acto de reflexionar y sus consecuencias. El hombre está desplazado de la creación, y es a través del lenguaje que se hace consciente de esa distancia; sin embargo, es gracias a la alquimia azul de la poesía que, de alguna manera, puede recuperar sus estratos más profundos, conservados en él como en cristal.


RODAR



El ingenio mecánico del corazón
sabe cuándo es conveniente
rodar por delante
de los propios deseos.




Sobre Antonio Gamoneda


Documental: 'Antonio Gamoneda. Escritura y alquimia' (cuatro partes)



'En mi memoria están depositados los gritos de las mujeres a las tres de la mañana, a las cuatro de la mañana, cuando iban a sacar a sus hombres de casa para matarlos. Y los gritos de aquellas mujeres ahora son para mí amarillos.'

'Dentro de mi normal agnosticismo, yo tengo la sensanción de que el lenguaje poético es un lenguaje aprendido cuando el mundo era sagrado; ya no lo es, pero el lenguaje está prendido a aquel entonces.'

'La poesía es un material muy adecuado para el olvido. Lo estamos comprobando continuamente. Pero es posible que en términos muy minoritarios los poetas podamos dejar, para unos pocos, algo que tenga sentido.'


Pájaro



... sin anatomía.

Puentes



El pasado enero salió el primer número de 'Puentes de crítica literaria y cultural', revista trimestral que con cada número unirá colaboradores de Barcelona, Madrid y Buenos Aires. Es una publicación hecha con rigor e inteligencia, os recomiendo que al menos visitéis su facebook.

Mucha suerte con el proyecto.


TRANSVERSAL




La rendición que te arde dentro
no conoce aún la superficie.


Profetizar hacia atrás



Es difícil leer este libro sin estar sospechando todo el rato.

Machine gun



"'Third' is not an album about depression but the importance of knowing yourself to get over a depression."

Sea cierto o no, siempre me he imaginado que quien habla en esta canción en concreto es Sarah Connor.


MACHINE GUN

I saw a savior
A savior come my way
I thought I'd see it 
In the cold light of day
But now I realize that I'm
Only for me


If only I could see 
Return myself to me
And recognize the poison in my heart
There is no other place

No one else I face
The remedy will agree with how I feel

Here in my reflecting
What more can I say?
For I am guilty
For the voice that I obey
Too scared to sacrifice a choice
Chosen for me