Tengo cuatro relojes


de cuerda y todos son
metáforas fáciles de situar
en una vida: abuelo,
novia, madre, amiga.
Y cada día deben girarse
los pequeños huesos
de sus ruedas, o quedarán
fijos en un cierto gesto,
a una cierta hora.




PACES


Es una tarde para hacer las paces.
Significa: tarde de viernes,
excéntrico tráfico de luces,
olor a leña en la ciudad
y nieve presentida de algún norte.

Grandes porterías modernistas
en las calles Bruc y Girona.
Luz eléctrica tras los ojos.

Principio de un sueño proclive
a durar más que el durmiente.




Recital



El anuncio en Facebook.

CORTEJO



Te atienden los cuervos
en el seguicio del duelo.
Han viajado mucho, han visto
comarcas arrasadas
y brotes blancos y verdes
como manos amputadas.
Tan lejos han llegado
que un día tocaron
las cuatro esquinas de la tierra.
Te dan sabios consejos.
Hablan del dolor
y su presidio por el mundo.
Escúchalos bien a todos.
Y no hagas caso a ninguno.