Sueño del 16 de noviembre de 2016: La obra de teatro


Participo en una adaptación teatral de La metamorfosis. Se hace en el comedor de una casa y sólo hay una persona de público. Los actores somos una mujer de mediana edad, notablemente fea, y yo. Interpretamos el papel de los habitantes de esa casa. Empieza la obra. Llaman a la puerta y aparece un hombre alto y delgado, con aspecto enfermizo. Por un momento me salgo de mi papel y digo: ‘No… Tenía que ser un insecto’, pues, hasta donde yo recuerdo, en aquel momento tenía que hacer aparición la cucaracha gigante. Los actores no me hacen caso, la escena sigue. El hombre nos enseña dos móviles, vemos fotos antiguas de él: era un torero ‘olímpico’ muy reconocido y ahora es una nulidad. Se entiende que esa es su cualidad de insecto humano. Se sienta en el sofá, abatido. Nos explica sus penas, nosotros intentamos consolarlo. Yo sigo esperando que en algún momento se opere la transformación; pero rápido, porque sé que la obra es muy corta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.